sábado, 19 de enero de 2019

Aprendiendo a leer poesía

En los últimos meses he comenzado a incursionar en un terreno desconocido para mí hasta el momento: la lectura de la poesía.

La poesía requiere una sensibilidad y una atención especial. Quien está acostumbrado, como yo, a leer prosa sabe que la lectura de la mayoría de las novelas, cuentos o ensayos solo requiere la atención suficiente para introducirse en la historia y dejarse llevar por el ambiente, los personajes y el argumento.

Sin embargo la poesía es diferente. En los tiempos que corren, en los que se publica de todo, tanto en papel como en internet y, desde el punto de vista de un profano ¿cómo podemos diferenciar a un buen poeta de otro mediocre?

La respuesta, salvo que tengas cerca a un buen consejero docto en la materia, es recurrir a las antologías. Sé que hay mucha gente reticente a recomendar antologías, pero en ellas podemos encontrar a los poetas ya consagrados y reconocidos. Bueno, esto también dependerá del gusto del antologador, por lo que deberíamos conocer también el prestigio del mismo.



 También debemos tener en cuenta que en las antologías no aparecen todos los grandes, pero sí que son grandes todos los que aparecen. Es inevitable que el límite que impone un soporte físico, como es el libro, obligue al antologador a prescindir de algunos grandes poetas y, de entre los poemas, dejar en el tintero algunas de las más bellas líneas. Siempre encontraremos pegas a las antologías. Siempre faltará algún poeta o algún poema que alguien pueda echar de menos.

Sin embargo, salvando estas pequeñas fallas, creo que las antologías pueden ser un buen punto de partida. He aquí cuatro propuestas, de entre la vasta bibliografía disponible en las librerías.
  • Antología de la poesía española (1890-1939) por Arturo Ramoneda. Alianza Editorial, 2018.
  • El oro de los siglos por José María Micó. Austral, 2017.
  • Antología de la poesía hispanoamericana contemporánea (1914-1987) por José Olivio Jiménez. Alianza Editorial, 2015.
  • Poesía para los que leen prosa por Miguel Munárriz. Visor Libros, 2004.
 Por supuesto que habrá muchas otras opciones y propuestas, según quien las recomiende. Ahí están las mías. Sigamos leyendo.

Aprendiendo a leer poesía

En los últimos meses he comenzado a incursionar en un terreno desconocido para mí hasta el momento: la lectura de la poesía. La poesía req...