lunes, 28 de octubre de 2019

Limpieza de plumas estilográficas

En Internet hay numerosos artículos y videos que muestran como realizar una limpieza básica de una pluma estilográfica. Generalmente basta con sumergir la boquilla con el plumín en agua fría. Podemos añadir al agua un poco de lavavajillas y dejar 24 horas. Luego lavar con agua limpia para retirar todo resto de jabón.
Sin embargo, en ocasiones es necesario una limpieza más concienzuda. Para ello, tras tener la boquilla en remojo 24 horas, procederemos a inyectar agua jabonosa (la misma en la que tuvimos la pluma sumergida) a través de todo el sistema alimentador-plumín. En las tiendas especializadas venden unas peras de goma que sirven para estos menesteres. Pero podemos fabricarnos nuestra propia herramienta de inyección por menos de 1 euro.

¿Qué necesitamos?

Para fabricar nuestro artilugio, necesitaremos los siguientes elementos:
  • 1 jeringa de 5 ml.
  • 1 sonda de silicona de 14.
  • 1 cartucho de tinta vacío.
  • Silicona transparente antimoho.

Montaje

Montaje del artilugio de inyección
  1. Tenemos que tener en cuenta el tipo de cartucho que usa nuestra pluma y preparar uno vacío y limpio. 
  2. Con un cúter cortamos la parte trasera del cartucho. 
  3. Cortamos un segmento de sonda de unos cinco o seis centímetros de largo.
  4. En un extremo del trocito de sonda untamos silicona con ciudado de no taponar el orificio.
  5. Introducimos el extremo con silicona por la parte trasera del cartucho hasta que haga tope en la parte delantera.
  6. Sellamos la parte trasera del cartucho para que la sonda quede bien sujeta.
  7. Dejamos secar durante toda la noche.
  8. Cuando esté seca la silicona, conectamos el extremo libre de la sonda en la boquilla de la jeringa.
  9. Ya tenemos montado nuestro artilugio limpiador de plumas.

Reglas básicas sobre limpieza

  • Usar agua de muy baja mineralización o agua destilada. 
  • En un primer lavado usar unas gotas de lavavajillas. Se realizarán varios lavados hasta que el agua que expulse la pluma sea clara, sin restos de tinta.
  • En contadas ocasiones, usar amoniaco al 5%. Pero ¡cuidado! en ocasiones puede afectar a los chapados de oro. 
  • No usar ningún otro producto de limpieza, ya que pueden reaccionar con los materiales de la pluma (metales, plásticos, etc).
  • Enjuagar siempre con agua limpia varias veces.
  • Dejar secar bien la boquilla de la pluma.

Etiquetas: