jueves, 26 de marzo de 2020

Breve historia de Waterman Pens

Lewis Edson Waterman entró a trabajar, en 1883, como vendedor de estilográficas en una nueva empresa fundada por Frank Holland. Séis semanas después de la puesta en marcha, Holland abandonó la compañía y Waterman se hizo cargo de la misma, mejorando las plumas con un alimentador de diseño propio. En 1884 consigue su primera patente en base al alimentador de tres canales.
En 1899, la compañía desarrolló el sistema «Spoon Feed» que evitaba el desbordamiento de tinta, por el que recibió la medalla de oro a la excelencia durante la Exposición Universal de París de 1900. En 1901 falleció Lewis Edson Waterman y la empresa quedó a cargo de su sobrino Frank D. Waterman.

A partir de entonces es cuando Waterman comienza su expansión internacional, llegando a alcanzar cotas en las ventas de hasta 350.000 plumas al año. En 1905, lanzó la pluma «clip-cap», con un clip remachado de seguridad que podía sujetarse al bolsillo y en 1908 comercializa la «Safety Pen», una pluma retráctil que, mediante un mecanismo interno oculta el plumín dentro de la boquilla, sobre la que luego se enrosca el capuchón.

Waterman Kultur Demostrator
A medida que avanzaba el siglo XX, el conservadurismo de Waterman permitió que sus competidores más jóvenes e innovadores ganaran cuota de mercado, en particular Parker, Sheaffer y Wahl-Eversharp. A fines de la década de 1920, Waterman intentaba ponerse al día; continuó luchando durante y más allá de la Segunda Guerra Mundial antes de cerrar definitivamente en 1954.

Sin embargo, la filial francesa de Waterman, Waterman-JIF (Jules-Isidore Fagard) más tarde Waterman S.A., continuó prosperando y finalmente absorbió lo que quedaba de la compañía estadounidense así como la factoría británica de la marca.

A partir de entonces, Waterman cambia sucesivamente de manos. En 1958, es adquirida por la firma francesa Bic, que ya era líder en la fabricación de bolígrafos desechables y que en 1959 lleva su producto estrella, el Bic Cristal a EE.UU. En 1987, Waterman es vendida a The Gillette Company, que relanzó la marca aumentando las ventas en un 40%. Finalmente, Newell Rubbermaid (ahora Newell Brands) compra a Gillette, a través de su división Sanford, las marcas Waterman y Parker.

Detalle del plumín de una Waterman Expert Mark I
La firma, que en un inicio fue americana, terminó basando su sede central en Saint-Heblain, Nantes (Francia) en 1967, lugar en el que sigue radicada. Curiosamente, la marca Waterman se comercializa junto a la palabra «Paris», a pesar de que Saint-Herblain dista 390 km de la capital francesa.